Tablets-au.com Online ED Pharmacy is an 1st. pharmacy providing a personal service to the community in Australia. Over 50,000 extremely satisfied customers! We're your prescription drug store kamagra australia and have provided trusted service to families in Australia for over 15 years.

Http://www.ccamlr.org/spanish/s

Ordenación de la CCRVMA de los recursos antárticos
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Establecimiento de la CCRVMA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
El mandato de la CCRVMA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2
Enfoque ecosistémico de la CCRVMA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Procedimientos de recopilación de datos de la CCRVMA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Recolección de datos sobre las especies objetivo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 Datos de captura y esfuerzo de las pesquerías. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5Abundancia de las especies explotadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5Datos biológicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 Recolección de datos sobre las especies dependientes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6 Modelos de evaluación y ordenación de las poblaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
Criterios de decisión para la ordenación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 El enfoque ecosistémico de ordenación de la CCRVMA en la práctica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
Efectos de la pesca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Mortalidad incidental de aves marinas en la pesca de palangre (IMALF) . . . . . . . . . . 9Efectos de las pesquerías de arrastre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9Enredos en los desechos marinos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 Efectos de la pesca en las especies no explotadas comercialmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 Arrastres de fondo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10Arrastres pelágicos de kril . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10 Efectos de las pesquerías en las especies objetivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Pesquerías nuevas y exploratorias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11Pesca ilegal , no reglamentada y no declarada. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Conclusión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
Introducción
Contados seres humanos habitan en las islas del océano Austral1 permanentemente, ydesgraciadamente, a menudo las breves estadías del hombre tienen consecuencias graves parala fauna que depende del océano para su supervivencia. A partir del siglo XVIII, cuando elhombre comenzó la explotación comercial del océano Austral, muchas especies han sido casiexterminadas; las poblaciones de muchas otras especies han disminuido notablemente, y laexplotación descontrolada está diezmando al resto.
El lobo fino antártico fue la primera especie explotada comercialmente, y cuando suspoblaciones escasearon, se persiguió al elefante marino para extraer su aceite. Otras especiesfueron objeto de la caza en menor cuantía para la producción de alimento para perros, o en labúsqueda de nuevas poblaciones viables para la explotación.
En 1904 se establecieron bases para la explotación comercial de ballenas en Georgia del Sur.
Cuando arribaron los barcos factoría en la década de los años 20, los barcos balleneros sedesplazaron mar adentro en busca del rorcual común y de otras especies de ballenas que allíhabitaban. Más de 1,5 millones de animales fueron exterminados antes de que la Liga de lasNaciones tomase las primeras medidas para proteger a las ballenas durante la década de los30. En 1946 se estableció la Comisión Ballenera Internacional (IWC) para reglamentar laindustria ballenera y gradualmente se procedió a prohibir la explotación de las especiesprincipales de ballenas2 . La última temporada comercial de explotación de ballenas fue en1986/87, y en 1994 la IWC estableció un santuario para las ballenas en gran parte del océanoAustral.
Ni siquiera las aves se salvaron de la depredación humana. En el siglo 20, vastas poblacionesde pingüinos fueron exterminadas para extraer su aceite, para el consumo o comocombustible. También se recolectaron sus huevos y los de otras especies de aves.
En la década de los 70 comienza la explotación de peces en gran escala, creciendorápidamente desde entonces. Los arrastreros se concentraron primero en las especies denototénidos, linternillas y dracos para el consumo humano y la fabricación de harina depescado. Los palangreros arribaron a mediados de la década de los 80 para la explotación delbacalao de profundidad (Dissostichus eleginoides) y, de manera imprevista, miles de albatrosy petreles murieron ahogados al tratar de coger el cebo de los anzuelos del palangre. Amediados de 1997, se habían extraído aproximadamente 3,2 millones de toneladas de pecesdel océano Austral.
La explotación pesquera exhibió una conducta similar a la explotación de focas y ballenas,vale decir, descubrimiento, explotación en gran escala y rápida disminución de laspoblaciones, seguida del cambio de una especie objetivo a otra. A fines de la década de los80, la CCRVMA había prohibido la explotación de la mayoría de las especies de peces, o bienhabía impuesto límites de captura estrictos (ver a continuación). Sin embargo, el alto nivelactual de la pesca ilegal, no reglamentada y no declarada (INN) del bacalao de profundidad hacausado gran inquietud en los círculos internacionales.
1 A los efectos de este análisis, el área de aplicación de la Comisión para la Ordenación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA) es el océano Austral (esto es, al sur de aproximadamente 50 S).
(http://ourworld.compuserve.com/homepages/iwcoffice/newpage6.htm).
La pesca de kril (Euphausia superba) comenzó a principios de la década de los 70, a pesar dela profunda preocupación de que esto podría afectar negativamente al ecosistema marinoantártico, ya que el kril es el alimento principal de muchas especies de ballenas, focas, aves ypeces de la Antártida (véase el diagrama). El kril contribuye también a que el campo de hieloestacional sea la zona de mayor productividad de toda la Antártida. La captura de kril alcanzósu máximo en 1981/82 (500 000 toneladas) siendo la mayor parte de ella convertida enalimento para animales. Actualmente, el kril extraído se utiliza como alimento en laacuicultura, como carnada y para el consumo humano. Cuando la numerosa flota soviéticacesó de pescar a principios de los 90, la captura de kril disminuyó dramáticamente. Noobstante, se estima que la extracción total de kril a la fecha es de aproximadamente 5,74millones de toneladas. La captura actual de kril excede las 100 000 toneladas por año.
En 1992/93 se inició una pequeña pesquería exploratoria de centolla subantártica (Lithodesmurrayi), pero no resultó económicamente viable.
En el límite norte del área de la Convención de la CCRVMA se realiza la pesca en gran escaladel calamar. Una de las especies objetivo, Martialia hyadesi, también habita dentro de estaárea. El límite de captura actual que la CCRVMA ha impuesto para la explotación de calamares de 2 500 toneladas por año.
Establecimiento de la CCRVMA
La pauta que la explotación de los recursos vivos marinos antárticos ha seguido en la historia– épocas de intensa explotación de una especie, seguida por la disminución de sus poblacionesy el cambio a otra especie objetivo – ya había instigado dudas acerca de la explotación de krila mediados de los 70. Por sobre todo, se temía que la pesca de kril no solamente afectaría larecuperación de las poblaciones de ballenas explotadas recientemente, sino que también aotras especies dependientes.
Para aliviar estos temores, la Reunión Consultiva del Tratado Antártico en 1997 iniciónegociaciones a nivel internacional que culminaron en el establecimiento de la Convenciónpara la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA) en 1980. LaConvención entró en vigor 1982 y su Secretaría está en Hobart, Tasmania (Australia).
Todas las partes de la CCRVMA tienen derecho a ser miembros de la Comisión, órganoresponsable de supervisar la aplicación de la Convención. La Comisión establece las políticasy reglas que gobiernan las actividades asociadas con la utilización racional y la ordenación delos recursos vivos marinos del océano Austral. La Comisión recibe asesoramiento de suComité Científico (SC-CAMLR), el que a su vez se basa en las evaluaciones de sus grupos detrabajo; el de Seguimiento y Ordenación del Ecosistema (WG-EMM) y el de la Evaluación delas Poblaciones de Peces (WG-FSA).
La Comisión cuenta actualmente con 23 miembros. Tal como otros acuerdos internacionales,no impone reglas sino que gestiona acuerdos que los miembros deben aplicar y hacer valer.
Hasta hace poco, todas las naciones que pescaban en el Area de la Convención han sidomiembros o Partes adherentes de la Convención (es decir, han aceptado sus principios). Sinembargo, recientemente países que no son miembros de la Comisión han comenzado a pescar bacalao (Dissostichus spp.), y por consiguiente la CCRVMA ha redoblado sus esfuerzos poreliminar la pesca INN en el Area de la Convención. Dicha pesca constituye, hoy por hoy, elmayor desafío que enfrenta la CCRVMA.
El mandato de la CCRVMA
Aparte de las focas que se encuentran al sur de los 60°S y de las ballenas (que se encuentranprotegidas por sendas Convenciones Internacionales (Conservación de las Focas Antárticas yRegulación de la Caza de Ballenas), las disposiciones de la CCRVMA son aplicables a todoslos recursos vivos marinos entre el continente antártico al sur y el Frente Polar Antártico alnorte (alrededor de los 50°S) (véase el mapa). El Frente Polar es la zona en la cual las aguasmás heladas y dulces que fluyen hacia el norte desde la Antártida se mezclan con las aguasmás cálidas y saladas que fluyen hacia el sur desde los océanos Atlántico, Indico y Pacífico.
El mandato de la CCRVMA se refiere principalmente a la conservación y ordenación de áreasde alta mar. Su mandato es aplicable en el marco de las condiciones legales únicas relativas alos derechos en tales áreas, y obedece tanto al concepto singular de la soberanía territorial alsur de los 60°S del Tratado Antártico, como al control incontestable ejercido por ciertospaíses sobre varias islas subantárticas y las aguas que las circundan.
La CCRVMA coopera con otros tres acuerdos relacionados con la conservación ambiental yla ordenación de los recursos en la Antártida – en particular, el Anexo II del Protocolo sobre laProtección Ambiental del Tratado Antártico ‘Conservación de la Flora y Fauna Antártica’, laConvención sobre la Conservación de las Focas Antárticas, y la Convención Internacionalpara la Regulación de la Caza de Ballenas3 (que no es parte del Tratado Antártico y no estárestringida al océano Austral). Además, debido a que muchos animales marinos, incluidas lasaves cruzan la frontera norte del Area de la Convención, la Comisión de la CCRVMA cooperacon otras organizaciones e instituciones nacionales responsables de la ordenación yconservación de las áreas adyacentes al Area de la Convención de la CCRVMA.
La CCRVMA no solamente se preocupa de la reglamentación de las pesquerías, sino que seesfuerza por aplicar un enfoque de conjunto o ‘enfoque ecosistémico’, a la ordenación de losrecursos vivos marinos del océano Austral. El océano Austral se visualiza como una serie desistemas ecológicos relacionados entre sí, y esta visión distingue a la CCRVMA de otrasconvenciones multilaterales de pesca.
Enfoque ecosistémico de la CCRVMA
El enfoque de la CCRVMA hacia la conservación de los recursos vivos marinos antárticosestá definido por el Artículo II de la Convención: El objetivo de la presente Convención es la conservación de los recursos vivosmarinos antárticos.
(http://www.npolar.no/cep/cephome.htm).
Para los fines de la presente Convención, el término «conservación» incluye lautilización racional.
Toda recolección y actividades conexas en la zona de aplicación de la presenteConvención deberá realizarse de acuerdo con las disposiciones de la presenteConvención y con los siguientes principios de conservación: prevención de la disminución del tamaño o de la población de cualquier especierecolectada a niveles inferiores a aquéllos que aseguren su restablecimiento aniveles estables. Con tal fin no deberá permitirse que disminuya a un nivelinferior cercano al que asegura el mayor incremento anual neto; mantenimiento de las relaciones ecológicas entre poblaciones recolectadas,dependientes y afines de los recursos vivos marinos antárticos y recuperación delas poblaciones disminuidas por debajo de los niveles definidos en el apartado (a)supra; y prevención de cambios o minimización del riesgo de cambios en el ecosistemamarino que no sean potencialmente reversibles en el lapso de dos o tres deceniosteniendo en cuenta el estado de los conocimientos existentes acerca de lasrepercusiones directas e indirectas de la recolección, el efecto de la introducciónde especies exóticas, los efectos de actividades conexas sobre el ecosistemamarino y los efectos de los cambios ambientales, a fin de permitir la conservaciónsostenida de los recursos vivos marinos antárticos.
De estos principios se han derivado dos conceptos esenciales que determinan la conducta de laCCRVMA con respecto al enfoque de sus responsabilidades de ordenación, a saber: La ordenación se hace de conformidad con un enfoque ‘precautorio’. Estosignifica que la CCRVMA recopila la mayor cantidad de datos posible, y acontinuación realiza una ponderación de la magnitud y efecto de la incertidumbrey de la falta de datos antes de tomar decisiones de ordenación. El objetivo delenfoque es reducir al mínimo el riesgo de efectos nocivos a largo plazo, y nodemorar la toma de decisiones hasta disponer de todos los datos necesarios.
Asimismo, la ordenación se hace de conformidad con un enfoque ‘ecosistémico’.
En lo posible, éste toma en cuenta todas las delicadas y complejas relaciones entrelos organismos (de todos los tamaños) y los procesos físicos (tales como lascorrientes y la temperatura del mar) que conforman el ecosistema marinoAntártico. Esta difícil tarea se ve complicada por la enormidad del océano Austral– aproximadamente 35 millones de kilómetros cuadrados.
Dada la complejidad del enfoque ecosistémico, no es de extrañar que los administradorespesqueros y las convenciones multilaterales de pesquerías hayan ignorado la consideración delecosistema y se hayan concentrado en su lugar en la reglamentación de las especies explotadaspor pesquerías específicas.
El enfoque ecosistémico de la CCRVMA no sólo se concentra en la reglamentación de la pesca de ciertas especies, sino que también tiene como objetivo asegurar que la pesca no tengaefectos adversos en otras especies relacionadas o dependientes. Por ejemplo, al mismotiempo que controla y reglamenta directamente la explotación de kril, la CCRVMA seesfuerza por realizar el seguimiento de los posibles efectos de la explotación sobre lasespecies que se alimentan de kril, o son presa de los depredadores de kril. La CCRVMA porlo tanto pretende preservar el ‘equilibrio’ del ecosistema mediante el establecimiento delímites de captura razonables o precautorios aplicables a la extracción de kril, que toman encuenta las necesidades de las especies relacionadas para preservar la sostenibilidad ecológicade todas las especies involucradas.
Alrededor del mundo, y debido al liderazgo asumido por la CCRVMA en el asentamiento delas bases para el trabajo relacionado con los enfoques de precaución y ecosistémico, seconsidera hoy que esta organización establece las normas ejemplares aplicables en lasagencias pesqueras a nivel mundial.
Procedimientos de recopilación de datos de la CCRVMA
Los datos utilizados por los grupos de trabajo del Comité Científico de la CCRVMA sonrecopilados por: • los miembros cuyos barcos operan en el Area de la Convención; • los observadores científicos a bordo de los barcos de los miembros (quienes recopilan datos sobre las operaciones de pesca y la captura, redactan informes sobreel cumplimiento y asesoran a los operadores y dueños de los barcos); y • las prospecciones científicas realizadas por los barcos de investigación de los Desde 1987, se han sometido casi todos los protocolos de recopilación de datos y métodosaplicables a las pesquerías a un proceso de normalización para asegurar que los datos de todaslas fuentes sean comparables.
Recolección de datos sobre las especies objetivo Datos de captura y esfuerzo de las pesquerías Estos datos son recopilados por los miembros de la CCRVMA y relacionan el monto de lacaptura con el esfuerzo pesquero, es decir, la frecuencia y duración de las operaciones depesca de cada barco. Los datos indican también el lugar donde se realizó la pesca. El Area dela Convención está dividida en unidades estadísticas singulares desde el punto de vistabiológico y ambiental, que contienen poblaciones relativamente independientes de algunasespecies. Sin embargo, algunas especies cruzan estas fronteras, por ejemplo el bacalao deprofundidad, las linternillas y el calamar. A fin de conocer plenamente la dinámica de estasespecies, se requieren por lo tanto datos de distintas unidades estadísticas o fronterasbiológicas, incluidas las áreas adyacentes al Area de la Convención.
La abundancia de los peces, kril y calamares se estima de los datos procurados por los barcosde investigación de los miembros, y a menudo de los programas de colaboración entre losmiembros. En general, se realizan dos tipos de prospecciones: • Las ‘prospecciones acústicas’ cubren áreas bastante extensas. Se emiten ondas acústicas de alta frecuencia verticalmente en la columna de agua, y son interceptadasy reflejadas hacia el barco por cualquier objeto que se interpone en su trayectoria (el‘blanco). La reflectancia varía según el blanco: por ejemplo, un cardumen de pecesrefleja el sonido de manera distinta a una mancha de kril. El sonido reflejado seprocesa electrónicamente para identificar la especie objetivo y estimar su densidad.
A continuación, se calcula la densidad por área a fin de estimar la abundancia total dela especie en cuestión.
• Las ‘prospecciones de arrastre’ utilizan redes de arrastre o de plancton y para normalizar la captura se fijan de antemano la distancia o la duración del arrastre. Lasredes de arrastre tienden a capturar animales de mayor tamaño, que forman parte delstock de reproducción. Por otra parte, las redes de plancton tienden a capturarejemplares juveniles de menor tamaño. Luego de realizar varios arrastres aleatorios alo largo de las trayectorias de la prospección, se estima la abundancia de las especiesobjetivo por área para calcular la abundancia total de la especie en cuestión.
Estos datos se refieren principalmente al crecimiento, reproducción y mortalidad natural de laespecie objetivo. Los datos son recopilados a bordo de los barcos de pesca comercial por sustripulaciones y por los observadores nacionales e internacionales, y también por los barcos deinvestigación.
• Los datos sobre la composición por edad y el crecimiento de las especies explotadas proporcionan información muy valiosa para la administración de las pesquerías, yaque a partir de ellos se puede evaluar el efecto de la pesca sobre cada especie y surendimiento potencial. En los peces, la edad se calcula a partir del largo del pez y delnúmero de anillos en sus escamas y otolitos (los huesitos del oído). Estos anillosaparecen regularmente, y no necesariamente de manera anual, durante el ciclo devida. Si se hacen suficientes mediciones, es posible relacionar la edad de los pecesde la captura con la composición por talla. En el caso del kril, que no tiene anillos decrecimiento, la determinación de la edad se hace de diferente manera. Losejemplares que nacen el mismo año o temporada (cohortes) tienden a crecer a lamisma velocidad, por lo tanto la edad de la cohorte se determina de la composiciónpor talla del kril presente en la captura. También se la puede determinar de otrosíndices, como por ejemplo, el tamaño del globo ocular o la composición química delexoesqueleto.
• Si se conoce la edad, lugar y época de reproducción de una especie, es posible regular la pesca asegurando que cada ejemplar se reproduzca por lo menos una vez antes desu captura, para no comprometer el rendimiento potencial del stock. El estadio demadurez sexual de la captura de una pesquería dada, junto a la captura de plancton,proporciona información sobre la temporada de desove y su ubicación.
• La mortalidad natural (M)4 es sumamente difícil de estimar en las especies sujetas a la explotación comercial debido a la mortalidad por pesca (F). Por ejemplo, si elnúmero de ejemplares de cierta talla disminuye en un año cualquiera, es difícildeterminar si la disminución se debe a causas naturales o a la pesca. Los científicospesqueros utilizan una serie de métodos de estimación que toman en cuenta estosproblemas, pero las estimaciones varían una enormidad.
En consecuencia, el grado de incertidumbre de las estimaciones de los parámetros biológicosclaves utilizados para calcular el rendimiento de las poblaciones es alto. Si bien no se puedeignorar esta incertidumbre, la CCRVMA ha desarrollado modelos (ver a continuación) quetratan de incorporar la incertidumbre en la formulación de medidas de ordenación que evitenel riesgo. El enfoque que toma en cuenta la posible incertidumbre mediante medidas deordenación conservadoras es uno de los rasgos que distinguen los esfuerzos de la CCRVMAen su un enfoque precautorio.
Recolección de datos sobre las especies dependientes Gran parte del enfoque ecosistémico de la CCRVMA está dirigido al seguimiento de especiesselectas que dependen o se relacionan con las especies explotadas comercialmente por laspesquerías. El Programa de Seguimiento del Ecosistema de la CCRVMA (CEMP) tienecomo objetivo detectar y registrar los cambios de importancia de las poblaciones de estasespecies, para distinguir entre los cambios ocasionados directamente por la explotación y loscambios naturales producidos por la variabilidad física o biológica del medioambiente.
Las especies de seguimiento han sido seleccionadas de: • especies presa principales – estas tienen cierto potencial de explotación e incluyen actualmente al kril (E. superba y E. crystallorophias), diablillo antártico(Pleuragramma antarcticum) y peces en los primeros estadios del ciclo de vida; y • especies importantes de depredadores – las que se alimentan de las especies presa principales (en particular el kril) - tienen una amplia distribución geográfica, yocupan una posición importante en el ecosistema. Actualmente, dentro de estasespecies se cuentan el lobo fino antártico, las focas cangrejeras, el pingüino adelia, debarbijo, papúa y macaroni, el petrel subantártico y damero, y el albatros de cejanegra.
Los lugares de seguimiento del CEMP han sido seleccionados para tratar de distinguir entre La mortalidad natural (M) es una función de la edad y representa la tasa de mortalidad de los animalesdurante el curso de su ciclo vital. Tiende a disminuir en las primeras etapas de la vida y a aumentar a partirde la mediana edad.
los cambios en gran escala y los que ocurren a nivel regional, y para comparar las áreasexplotadas de las no explotadas.
Los parámetros biológicos medidos en las especies del CEMP son similares a los medidos enlas especies objetivo de las pesquerías. Sin embargo, el tipo de datos recopilados para lasespecies de seguimiento varía según su dependencia de las especies objetivo, es decir, laduración de los viajes de alimentación y el peso de las aves que arriban a la colonia dereproducción etc., dan ciertas indicaciones de cuán eficaz ha sido una población enalimentarse de kril.
Los parámetros ambientales medidos por el CEMP incluyen el hielo marino y las condicioneshidrográficas.
Modelos de evaluación y ordenación de las poblaciones
Muchos de los modelos determinísticos de amplia utilización en las agencias pesqueras parala evaluación y ordenación de las poblaciones de peces presentan dificultades a la hora detomar en cuenta de manera explícita la incertidumbre inherente de los parámetros biológicosprincipales. Los modelos desarrollados por la CCRVMA tratan de incorporar los efectosprincipales de la incertidumbre en los análisis de varios parámetros biológicos y en elasesoramiento de ordenación que se deriva. A la fecha, la CCRVMA ha asumido el liderazgoen el desarrollo de esta clase de modelos, destinados a enfrentar específicamente laincertidumbre de las evaluaciones de las poblaciones de las especies objetivo y dependientes.
Por ejemplo: En los primeros 8 a 10 años, la CCRVMA adoptó un enfoque de ordenación paralas pesquerías que consideraba a una sola especie (es decir, el objetivo principalde la pesquería). Este enfoque era consecuente con los enfoques de ordenacióndel stock de esa época, que tenían muchos defectos reconocidos. Los esfuerzos dela CCRVMA por lograr una ordenación de pesquerías de varias especies y aplicarsu enfoque ecosistémico suscitaron la necesidad de elaborar modelos más realistasy complejos.
Ya en 1994, la CCRVMA había desarrollado un ‘Modelo de Rendimiento de Kril’(KYM) para perfeccionar el cálculo de los límites de captura precautorios para lapesquería de kril. El modelo KYM fue elaborado para: a) mejorar elcumplimiento de los objetivos de la Convención, b) tomar en cuentaexplícitamente la incertidumbre de las estimaciones del rendimiento potencial delkril, y (c) aplicar criterios de decisión claros y preestablecidos en la ordenación.
Uno de los parámetros más importantes producidos por el KYM es quesupuestamente toma en cuenta la variabilidad de las características vitales – comoel crecimiento y la mortalidad – de varias poblaciones de kril. Este factor se usa acontinuación combinado con una estimación de la biomasa (B ) para obtener un límite de captura precautorio consecuente con los criterios de decisiónpreestablecidos. Estos criterios de decisión tienen por objeto mantener el éxito deldesove de la población en cuestión como también su potencial para satisfacer lasnecesidades alimenticias de los depredadores. El factor se estima en dos etapas y por el momento su valor se ha fijado en 0,11. Los resultados del modelo KYMserán refinados a medida que se adquiera nueva información y se reduzca laconsiguiente incertidumbre con la estimación de los parámetros. Una medida deimportancia al respecto tiene como objetivo actualizar las estimacionesdisponibles de B0, especialmente en el Atlántico oeste.
El ‘Modelo General de Rendimiento’ (GYM) se parece al KYM y fuedesarrollado principalmente para las pesquerías de peces. Se usan lasestimaciones de la biomasa actual o antes de la explotación, junto a suincertidumbre respectiva, y también se toman en cuenta las fluctuaciones delreclutamiento y la incertidumbre de los parámetros biológicos. El GYM ayuda ala CCRVMA a predecir los efectos de los diferentes niveles de captura, aún enausencia de estimaciones directas de la abundancia de poblaciones enteras, parapoder calcular a continuación los límites de captura precautorios.
El modelo de ‘alimentación – pesquería’ (MAF) trata de formalizar la descripciónde las relaciones funcionales entre el kril y sus depredadores. Ya que las áreas deintensa explotación de kril a menudo están cerca de las colonias de reproducciónde focas y aves marinas que dependen de este recurso, las estimaciones generalesde la biomasa de kril no indican necesariamente la disponibilidad de kril para losdepredadores cerca de sus colonias de reproducción. En consecuencia, laCCRVMA está perfeccionando el MAF para evaluar las interacciones, comotambién la posible superposición espacial y temporal entre la pesquería y losdepredadores del kril.
Los modelos que la CCRVMA elabora actualmente para considerar varias especies no tienenprecedentes. Si bien en su forma más simple estos modelos no requieren una evaluación demuchos parámetros, su aplicación se ve bastante complicada por la necesidad de estimar elnivel de incertidumbre. Además de la creciente base de datos, estos modelos han contribuidoenormemente al desarrollo del enfoque estratégico y práctico de la CCRVMA para describirlas posibles interacciones entre las pesquerías, las especies explotadas y las especiesdependientes.
Criterios de decisión para la ordenación Las opciones de ordenación se identifican a partir del producto de la aplicación de variosmodelos, y son seleccionadas de manera objetiva a fin de obtener los límites de captura máscongruentes con los objetivos del artículo II de la Convención. Tal como en la aplicación delmodelo KYM, los criterios de decisión ayudan a establecer, eliminar o modificar las medidasde ordenación, tomando en cuenta las evaluaciones del estado del recurso explotado, y laincertidumbre correspondiente. Además del KYM, la CCRVMA ha elaborado criterios dedecisión aplicables a la pesquería dirigida al bacalao de profundidad, y ha iniciado eldesarrollo de modelos estratégicos que tienen como objeto la determinación de prioridadescientíficas además del desarrollo y evaluación de opciones para la ordenación.
El enfoque ecosistémico de la CCRVMA en la práctica
La CCRVMA ha abordado varios problemas graves relacionados con los efectos directos de lapesca sobre varios componentes del ecosistema marino antártico.
Mortalidad incidental de las aves marinas en la pesca de palangre (IMALF) Los palangreros que pescan bacalao de profundidad utilizan entre 5 000 y 15 000 anzueloscebados en cada lance. Estos anzuelos constituyen una trampa mortal para albatros y petrelesde mentón blanco. Miles de esta aves se ahogan enganchadas en los anzuelos al tratar deapoderarse de la carnada.
En 1989, la CCRVMA tomó las primeras medidas para reducir esta ‘mortalidad incidental’.
Los barcos palangreros que operan actualmente en el Area de la Convención utilizan variosmétodos para disminuir la captura incidental. Por ejemplo, se calan los palangres durante lanoche, no se vierten desechos por la borda durante el calado y se despliegan líneasespantapájaros (o dispositivos para ahuyentar a las aves) para reducir al mínimo lasinteracciones potencialmente nocivas entre los palangres y las aves en busca de alimento. Latemporada de pesca del bacalao de profundidad ha sido postergada para coincidir con elmomento en que hay menos aves en el Area de la Convención o próximas a los barcos. Unade las funciones específicas de los observadores científicos a bordo de los barcos palangrerosde los miembros en el Area de la Convención es controlar y registrar la mortalidad de avesdurante las operaciones de pesca. Se ha obtenido un éxito notable mediante el caladonocturno del palangre; en los últimos tres años la mortalidad incidental de albatros hadisminuido en un 80%. A pesar de estos logros, la CCRVMA estima que entre 1997 y 1999,más de 100 000 aves pueden haber sido capturadas de manera ilegal, no reglamentada y nodeclarada (pesca INN) en el Area de la Convención. Asimismo, muchas aves marinasantárticas son capturadas por barcos palangreros que operan fuera del Area de la Convención.
La CCRVMA ha dado amplia publicidad a la tragedia de la mortalidad incidental de las avesmarinas producida por la pesca de palangre. A sus instancias, otras agencias (incluida la FAOde las Naciones Unidas), comisiones pesqueras y organizaciones han tomado medidassimilares para proteger las aves marinas antárticas que se alimentan o hibernan fuera del Areade la Convención. A pesar de los esfuerzos realizados por controlar la pesca INN, el efectoque ella tiene sobre las poblaciones de aves marinas de interés para la CCRVMA continúasiendo un problema.
Hasta fines de la década de los 80, la pesca de peces en el Area de la Convención se efectuabaprincipalmente con barcos arrastreros. Los pesados artes de pesca utilizados en los arrastresraspan y surcan el lecho marino, removiendo los sedimentos y también destruyendo a su pasola fauna del lecho marino. Si bien todavía no se han evaluado estos efectos sobre estascomunidades ddel lecho marino en el océano Austral – que se caracterizan por su fragilidad ylento crecimiento – es probable que sean significativos a nivel local, y a largo plazo. Habida consideración de este problema y la necesidad de proteger grandes proporciones de laspoblaciones en cuestión, se han prohibido los arrastres de fondo en la pesca del draco rayado(Champsocephalus gunnari) alrededor de Georgia del Sur y también en la pesca de variospeces demersales que solamente son capturados con los arrastres de fondo.
En 1990, el Comité Científico de la CCRVMA informó que los fragmentos de redes de pescay de zunchos de empaque tenían un efecto nocivo sobre las poblaciones del lobo fino antárticoen Georgia del Sur. La CCRVMA respondió prontamente mediante la intensificación de sucampaña de promoción del cumplimiento del Convenio Internacional para Prevenir laContaminación de los Mares Producida por los Barcos (MARPOL) y divulgó abundanteinformación sobre el posible daño ecológico causado por los desechos marinos en el Area dela Convención5 . Uno de los objetivos principales de esta campaña fue mejorar elconocimiento sobre el tema entre los operadores de los barcos. Se recomendó que cuandofuese necesario deshacerse de los desechos de a bordo, deben tomarse medidas especiales enla eliminación de desechos plásticos para reducir al mínimo el daño que ellos puedan causar(por ejemplo, asegurando que los zunchos de empaque que pueden formar lazos sean cortadosantes de botarlos). La CCRVMA ha continuado sus esfuerzos por controlar el nivel dedesechos marinos en el océano Austral, pero este todavía sigue siendo demasiado elevado.
No se sabe si los barcos que operan en la pesca INN cumplen con las disposiciones deMARPOL o de la CCRVMA. Los miembros de la CCRVMA presentan informes anualessobre los desechos marinos en cuanto a su distribución y efecto en el Area de la Convención,incluido el enredo de aves marinas y mamíferos marinos en los mismos.
Efecto de la pesca en las especies sin explotar Los arrastres de fondo no distinguen entre las especies objetivo y otras especies, y capturan loque encuentran a su paso. Por lo tanto, la abundancia de las especies que no son el objetivo(es decir, la ‘captura secundaria’) posiblemente se ve afectada. Por ejemplo, a mediados delos 80, varias especies de captura secundaria fueron explotadas en exceso inadvertidamente enlas pesquerías alrededor de las islas Georgia del Sur y Orcadas del Sur.
El enfoque de ordenación de la CCRVMA toma en cuenta los efectos de la pesca sobre lasespecies que no son el objetivo de la explotación. En muchos casos, esto significa que lacaptura total permitida (TAC) para las especies objetivo está asociada con la capturasecundaria que se permite. Por lo tanto, se puede cerrar una pesquería cuando la capturasecundaria de una especie en particular alcanza su nivel máximo permitido, aún cuando elTAC para la especie objetivo no se hubiese alcanzado.
La CCRVMA ha prohibido la pesca dirigida a una especie en particular cuando el riesgo paralas especies de captura secundaria es demasiado grande, como por ejemplo en el caso de la (http://www.imo.org/imo/convent/pollute.htm#MARPOL).
pesquería del draco rayado en las islas Orcadas del Sur. La pesca de esta especie ha sidolimitada al uso de arrastres pelágicos solamente, ya que la posibilidad de captura secundaria esmenor.
Arrastres pelágicos para la extracción de kril Las redes de arrastre de la pesca pelágica de kril no distinguen entre especies, y debido a suluz de malla muy fina, captura no solamente kril sino también larvas y peces juveniles. Losobservadores científicos a bordo de los arrastreros de kril recopilan datos sobre la capturasecundaria para discernir el efecto de la explotación en las poblaciones de peces en cuestión.
Las observaciones iniciales indican que hay grandes diferencias espaciales y temporales en elmonto de la captura secundaria de peces juveniles en la captura de kril, y esto hace muy difícilla evaluación de la magnitud del problema. Los miembros de la CCRVMA han continuado larecopilación de información pertinente para determinar con exactitud la época y lugar demayor vulnerabilidad para las especies de captura secundaria en la pesca de kril, y paraidentificar la línea de acción apropiada.
Efecto de las pesquerías en las especies objetivo En condiciones ideales, los administradores de las pesquerías deberían recopilar toda lainformación necesaria para realizar la ordenación sostenible, basada en principios científicos,antes de comenzar la explotación. Sería posible entonces realizar comparaciones entre elestado del stock antes y después de la explotación, ajustando las medidas de ordenación segúnel estado deseado para la población explotada. En la realidad, las pesquerías nuevas seexplotan y a veces se explotan en exceso mucho antes de poseer dicha información. Elenfoque de ordenación de la CCRVMA trata de disminuir las discrepancias entre estas dosrealidades para disminuir al mínimo el riesgo de un daño irreparable a la población objetivo.
La CCRVMA reconoce que se debe realizar la ordenación de las pesquerías a partir de suetapa inicial, y por lo tanto ha elaborado medidas de conservación que deben observarse antesde comenzar cualquier pesquería. En los términos de la CCRVMA, una ‘pesquería nueva’tiene como objetivo la explotación de una especie o de un caladero de pesca que no han sidoexplotados anteriormente. También puede tratarse de una pesquería establecida en la cual seproyecta utilizar una nueva técnica de pesca. Uno de los requisitos de la etapa de ‘pesqueríanueva’ es la recopilación de datos sobre las especies dependientes y objetivo, y es posible quese pongan límites a la captura o al esfuerzo, o ambos. En el lenguaje de la CCRVMA, una‘pesquería nueva’ dura un año, a no ser que no haya captura, en cuyo caso la clasificación semantiene.
Al segundo año, la pesquería se torna ‘exploratoria’. El enfoque conservador de la CCRVMAy el requisito de la recopilación de datos permiten el desarrollo de una evaluación completa dela pesquería y de las poblaciones. Se debe seguir un plan de recopilación de datos, y presentarun plan de investigación y de pesca. Todos estos planes son revisados anualmente por elComité Científico. Las pesquerías de centolla y de calamar alrededor de Georgia del Sur son Hace poco, la CCRVMA dispuso un plan experimental claro y definido para las operacionesde pesca exploratorias del bacalao de profundidad. Así los barcos pesqueros puedenoptimizar la recopilación de datos, previniendo al mismo tiempo un daño inaceptable apoblaciones para las cuales faltan datos esenciales para su ordenación. Por lo tanto, los barcosde pesca deben realizar investigaciones preliminares sobre la abundancia y distribución de losstocks como parte del desarrollo de las pesquerías nuevas y exploratorias de bacalao, similar alas efectuadas para las pesquerías de centolla.
En estos momentos se están desarrollando criterios de regulación similares para abrir laspesquerías que han sido cerradas o que han caducado.
Pesca ilegal , no reglamentada y no declarada Como ya se ha explicado, el problema de la pesca INN de bacalao sigue interponiéndose en laaplicación del ‘enfoque precautorio’ de la CCRVMA. En la pesca INN se extraen cantidadesconsiderables de bacalao que exceden por mucho las estimaciones científicas más fidedignasdel límite total de captura para la especie en el Area de la Convención, y en particular en elocéano Indico. Además, la falta de datos de la pesca INN dificulta la determinación de lastendencias futuras de los stocks de bacalao en ciertas áreas. En conjunto, estos factorescontribuyen a la incertidumbre que rodea el estado de tales poblaciones y siembran duda sobresu sostenibilidad en el futuro.
La reacción de la CCRVMA al desafío impuesto por la pesca INN ha sido el establecimientode una política integrada de medidas de conservación. Ellas sirven para aumentar larecopilación de datos esenciales y mejorar el cumplimiento de los límites de captura. Lasmedidas relevantes incluyen mejores procedimientos para la recopilación de datos, lacolaboración más estrecha entre las Partes contratantes y no contratantes de la CCRVMA, laautorización de los Estados abanderantes a sus barcos para que operen en el Area de laConvención y el control de la comercialización del bacalao de profundidad a nivelinternacional (ver a continuación).
Conclusión
La ordenación de los recursos y ecosistemas marinos de los cuales la CCRVMA esresponsable ha debido ser sea innovadora y dinámica, tomando en cuenta el alto nivel deincertidumbre sin comprometer el cumplimiento de los objetivos de la Convención. ElSistema de Documentación de Captura (SDC) de Dissostichus spp. ilustra este concepto. Losobjetivos del sistema son: i) controlar el comercio internacional de bacalao ii) identificar laprocedencia de las importaciones o exportaciones de este recurso iii) determinar si la capturade bacalao se ha realizado de conformidad con las medidas de conservación de la CCRVMA yiv) recopilar datos para la evaluación científica de las poblaciones de bacalao.
El sistema SDC ha agregado una nueva dimensión al enfoque de precaución de la CCRVMAya que obliga a los individuos responsables por las operaciones de pesca a responder por sus acciones y justificar sus derechos de pesca de manera consecuente con la ordenaciónresponsable del recurso en cuestión. En nuestra época de globalización creciente, laCCRVMA goza de excelente reputación, en su calidad de organización que promueve lapesca responsable y sirve los objetivos de conservación del frágil equilibrio ecológicocaracterístico del océano Austral.

Source: http://www.fucema.org.ar/old/sistema/ccamlr/ordenacion.pdf

traditionalbirthservices.com

Candida Protocol It is important to get the best latch possible when you have sore nipples. Even if the cause of sore nipples is Candida , improving the latch can decrease the pain. Note that with the “ideal” latch, the baby covers more of the areola (brown or darker part of the breast) with his lower lip than the upper lip. Note also that the baby's nose does not usually touch the breas

Anticoagulation competency

Warfarin Interactions With Drugs, Herbals, Foods And Labs Drug-Drug Interactions Interacting Medication Adverse Effect Management Severity Mechanism Concurrent administration contraindicated. Do not give within 7 days of Abciximab (Reopro) Excessive bleeding Major Rapid Additive anticoagulation abciximab use unless PT time is less than

Copyright © 2010-2014 Pdf Medical Search